Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Aquí puedes encontrar más información acerca de las cookies. Aceptar y cerrar este aviso
Por The Mood Project | 01/07/2014

Seduciendo al talento

Una marca potente seduce al talento, captándolo. Y te preguntarás… ¿Cómo? Con una proposición de valor perfectamente definida, preocupándose por transmitir y compartir los valores de marca, dando un papel activo a los empleados de cara a implementar un comportamiento de marca y a vivir intensamente la cultura interna.

Gestionando los intangibles de la empresa puedes lograr que tu marca sea respetada y bien valorada en el sector, cambiando la imagen que tengan de ella tus clientes, la competencia y lo que hoy nos importa, la de profesionales con talento que se sentirán atraídos e identificados con la marca, quienes confiarán en tu promesa de marca y decidirán formar parte de ella.

Y… ¿por qué debe importarnos? Porque una marca sexy, capaz de provocar al capital humano, puede reunir al mejor talento y éste convertirse en una de las mejores ventajas competitivas de la empresa.

Empleados, empresarios, accionistas, clientes, proveedores, colaboradores… todos nosotros deseamos pertenecer a una gran marca y por gran marca no me refiero a su tamaño ni a su volumen de facturación, sino a una marca que sabe quién es, qué quiere, qué propone y es capaz de demostrárnoslo. Los trabajadores elegimos las empresas con una imagen y reputación positiva y una vez dentro, adaptamos el comportamiento, las ambiciones, humores, niveles de compromiso, lealtad, desarrollo y esfuerzo al mero hecho de pertenecer o no, a una marca que admiramos, a una marca que estimamos.

Y cuando tu marca sea capaz de atraer y seducir al talento, el próximo reto será retenerlo. Este reto ni es pequeño, ni sencillo, ni inmediato. Pero cuando se aborda correctamente, tu marca generará satisfacción y confianza entre los empleados, disminuirá el riesgo de fuga de talento, aumentará la proactividad, la productividad, la calidad del servicio al público, generará recomendación y lo que es vital para la competitividad a medio y largo plazo, creará un buen clima laboral. Por esta razón, seduce, motiva y compromete a tus empleados en un proyecto común, creíble e ilusionante. Ellos son la clave para conducir, día a día, junto a ti, el crecimiento de tu empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *