Marcas hechas para un nuevo mundo

Las marcas son elementos que, si bien deben conservar su esencia a lo largo del tiempo para ser genuinas, también deben reflejar el mundo en el que viven para ser relevantes. Es decir, han de entablar diálogos encontrando el punto en común entre su forma de ver el mundo y los comportamientos y motivaciones de las personas con las que se relacionan.

Estos diálogos cada vez son más bidireccionales, gracias a nuevas herramientas y recursos al alcance de todos. Vivimos en una época de cambio y de empoderamiento. Somos más conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor, y por lo tanto más exigentes con aquello que compramos.

Esto está generando, una reacción en el escenario de las marcas. Hoy, muchas personas desconfían de las marcas establecidas con décadas a sus espaldas, porque ven atisbos de viejas prácticas, de poca transparencia y de hábitos poco responsables.

Ahora tenemos presente que este tipo de herencias no determinan la calidad de la experiencia que viviremos. Por eso, preferimos conectar con ideales para sentirnos nosotros mismos, y expresarnos tal y como somos.

Los ideales relevantes cada vez más vienen del lado de marcas nuevas. Marcas sin el peso de ser fieles a un pasado, y por lo tanto sin ningún miedo a ser lo que quieran ser. Desde el principio. Por eso, ideales éticos, responsables y sostenibles forman parte fundamental de su esencia y su modelo de negocio.

Algunas marcas que representan este nuevo grupo son:

  • Girlfriend Collective es una marca de moda femenina especializada en leggings que cree que lucir bien no tiene por qué estar reñido con ser responsable a nivel social y medioambiental. Por eso sus productos son eco-friendly y sus presupuestos de publicidad se destinan a rebajar el precio de sus productos e incluso enviar productos de forma gratuita a sus usuarios.
  • Hotel Capuccino es un hotel coreano que revolucionó el sector con una política “3.0” basada en que todo lo que no se usa de la habitación se dona a entidades benéficas. En las habitaciones, elementos como las toallas cuentan con una etiqueta y un mensaje: “¿De verdad me necesitas?”. Si los huéspedes deciden adoptar comportamientos responsables, se les premia con consumiciones gratuitas.
  • Cru Kafe es una marca de cápsulas de café nacida después de la finalización de la patente de Nespresso. A diferencia de la marca de Nestlé, Cru Kafe ofrece una mezcla artesanal que contiene únicamente granos obtenidos en entornos de altitud y de forma ética y eco-friendly.

Y viendo estos casos…¿qué pasará con las marcas “de toda la vida”?

Este nuevo paradigma debe servirles como inspiración y como estímulo. Deben fortalecerse, incorporando todas estas tendencias a su ADN y convirtiéndose en una marca fuerte. Una marca, dicho sea de paso, de las que nos encanta hablar en The Mood Project.

 

Categorías Sin categoría

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.