Startup y marca van de la mano

El nacimiento de una Startup es un pequeño éxito en el duro y largo camino de una compañía.

En The Mood Project lo sabemos bien. Hemos conocido a Startups con grandes ideas y ganas de llegar muy alto. Startups que explican su negocio de forma clara y sencilla ofreciendo soluciones relevantes a un nicho de mercado novedoso y específico.

Estas Startups suelen contar con un potencial de crecimiento que se ve aumentado con el desarrollo de sus actuales o potenciales marcas. Pero primero debemos reflexionar: ¿qué aporta la marca a una Startup?

Bajo nuestro punto de vista, para una Startup la marca no es un objetivo de futuro, es el “extra” que le podemos dar desde el primer momento a una gran propuesta de valor para llevarla más allá de un prototipo, un producto mínimamente viable o un servicio consolidado. ¿Por qué? Porque a medida que se desarrollan los negocios y se consolidan las categorías surgen competidores que nos copian y buscan hacerlo mejor que nosotros. Debemos protegernos de ellos y aportar valor añadido.

¿Y cómo aportar ese valor? Tanto el público objetivo como los inversores no solo van a comprar para encontrar una propuesta nueva y relevante, sino por conectar con ellos desde las creencias y un forma única de hacer las cosas. Y las marcas se basan básicamente en eso, en creencias, un propósito y un punto de vista que genere valor y sostenibilidad.

Estas creencias, estas perspectivas, deben guiar el curso de la startup desde el primer día, comunicándose y haciéndose palpables en una experiencia a través de todos sus canales y puntos de contacto.

Algunos ejemplos de startups consolidadas con experiencias “muy marca”:

  • Badi, la plataforma de alquiler de habitaciones y pisos conectando personas, con un tono verbal y visual de lo más buenrollero.
  • Glovo, el reparto a domicilio que acorta distancias e inspira a una comunidad no sólo a pedir cualquier cosa, ¡sino también a repartir!
  • Deliberry, la app que además de variedad transmite la confianza y experiencia de quien lleva toda la vida comprando en el súper.
  • Holaluz, la eléctrica justa, que cree que la energía debe ser renovable y responsable para todos.
    Y startups con negocios que están apuntando muy alto:
  • Spotahome, la plataforma de reservas online de viviendas que acerca y facilita el alquiler de más de un mes.
  • Lucera, la eléctrica renovable que ayuda a ahorrar porque renuncia a los márgenes comerciales.
  • Unsheeping, la app de reservas hoteleras que te ayuda a obtener hospedaje gratis en función de lo que disfrutes en la ciudad que visitas.

Informes como el reciente Breakthrough Brands 2017 de Interbrand hacen palpable la importancia de preguntarse desde hoy quién eres, en qué crees y qué quieres aportar al mundo más allá de ofrecer un buen modelo de negocio.

Debemos definir y sobre todo mantener fresca la causa de la organización, su pasión y su rol en el mundo.

La marca es una carta de presentación y una hoja de ruta perfecta para ayudar a todos a rendir desde el primer día.

Categorías Casos Prácticos, Cultura Corporativa, Tendencias

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.