Por The Mood Project | 30 abril, 2014

El móvil como objeto de primera necesidad

En la III Edición del Brands&Beers dedicada a la “Movilidad”, Matthias Schneider situó la telefonía móvil en el contexto actual desvelando algunos datos demoledores. Por otro lado, a través de la presentación de Noelia Morales, pudimos ver una gran diversidad de marcas que ya están aprovechando toda la potencia de este nuevo canal.

Ver presentaciones:
Contexto_Mobilidad – Matthias Schneider
Real_life_examples – Noelia Morales

 

A continuación destacamos algunos puntos relevantes.

“Antes de salir de casa: ¿he cogido el móvil?”

Desde la aparición de los ‘smartphones’ estamos conectados en todo momento accediendo a información, opinando, comprando e interactuando con marcas y personas las 24 horas del día y desde cualquier lugar. Una re-evolución que ha llevado al móvil a convertirse en nuestro acompañante imprescindible.

Situándonos con cierta perspectiva vemos como la adaptación a una nueva tecnología ha evolucionado de forma radical. Atrás queda esperar los 38 años de la radio o los 13 de la televisión para que fueran aceptadas como dispositivos masivos. Con la llegada de Internet este proceso se redujo y en la actualidad los usuarios adoptamos las novedades rápidamente. Por ejemplo, Instagram tardó 6 meses en conseguir 50 millones de usuarios y Angry Birds 35 días.

Hoy en día, el consumidor digital prefiere la interacción móvil, relegando el ordenador a un segundo plano y consolidando la Web 3.0: funcionamiento en tiempo real, omnipresencia, geolocalización, sensores integrados, imagen, vídeo…

El ascenso actual del móvil permite definir cuáles son las tendencias que giran entorno a su uso.

1. “Mobile first”. Como ya comentamos en el post dedicado a este concepto, tener presente la actitud que tendrá el usuario con su móvil se ha convertido en el primer paso para desarrollar contenidos.

mobile_first

2. “Internet of Things” y “Wearables”. La interacción con los dispositivos se ha convertido en una acción inconsciente, integrándose en la sociedad. Forma parte de nuestro entorno natural y su usabilidad provoca que no podamos distinguir de dónde proviene.

internet_of_things_wearables

3. Privacidad. Toda interacción digital genera datos que pueden ser obtenidos, analizados y seguidos. Sin embargo, el quid de la cuestión no es qué recorrido hacemos, sino cómo; permitiendo revelar tendencias, causas y efectos sociales. Por lo que es muy difícil borrar nuestro rastro digital.

privacidad

4. mCommerce. Cada vez son más los usuarios que prefieren realizar compras a través del móvil. Ventajas como la rapidez, la libertad de conexión, la seguridad e incluso las promociones especiales, hacen que este tipo de transacciones haya tomado el relevo de los propios ordenadores.

mCommerce

5. Adiós a la publicidad móvil. Los consumidores consideran que la publicidad en smartphones sigue siendo intrusiva e inoportuna; hemos aprendido a esquivarla, por lo que también es menos efectiva. Aunque los anuncios incrustados en las aplicaciones podrían considerarse la estrategia más apropiada en la actualidad, reciben muy pocos clics. De modo que los anunciantes deben tener presente el alto nivel de interacción de los usuarios con los dispositivos móviles para así, ofrecerles algo verdaderamente único e interesante.

publicidad_movil

6. Móvil como medio social. Los dispositivos móviles se proclaman como el principal vínculo entre el círculo de amistades; siendo las redes sociales las protagonistas. Teniendo presente que esta “cuarta pantalla” retiene a los usuarios una media de 2,7 horas al día, es fundamental la aplicación de una estrategia social con participación activa por parte de las marcas.

movil_medio_social

En definitiva, el móvil es un canal cada vez más “inteligente” y un objeto cada vez más indispensable para las personas. De modo que también lo es para las marcas, ya que pone a disposición grandes oportunidades y ofrece mayor contenido e interacción con los usuarios. Todo ello sin olvidar que como marca, debemos mantener la transparencia y el respeto a la privacidad del usuario.