Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Aquí puedes encontrar más información acerca de las cookies. Aceptar y cerrar este aviso
Por Santy Monteys | 09/12/2015

Las historias de Mood (I): el nombre

En Mood somos de los que creemos que los viajes se cuentan mejor en experiencias que en kilómetros. Por eso, aprovechando que cumplimos 15 años, qué mejor que contaros algunas de las historias que mejor nos definen. O que más nos gustan. O simplemente historias que nos hacen gracia. En definitiva, Historias de Mood.

Empezamos con un par de anécdotas que hablan de lo difícil que es ponerle nombre a una agencia.

 

  1. EL NOMBRE: LA PRIMERA GRAN LECCIÓN

 

Juan Sánchez, JuanSánchez, JuanS, JSánchez, JuanSánchez83, bocadillodechorizo

«¿Os habéis encallado alguna vez tratando de encontrar un nickname que no estuviese ya cogido y al final os habéis quedado con uno con el que no os reconocéis? Pues, en cierto modo, la elección de nuestro primer nombre, allá por el año 2000, fue así. De todos los que propusimos en el registro, nos adjudicaron el que habíamos puesto de relleno y sin pensar, y nos quedamos con el fabuloso Soluciones Multimedia Grup, SL. Una mezcla perfecta de castellano, catalán y unos cuantos despropósitos. Eso sí, el Grup ya apuntaba el carácter colaborativo que nos ha definido hasta ahora».

 

Santy

———-

 

Inspiración, luego justificación

«Lo nuestro son los problemas para encontrar nombre. Cuando quisimos cambiarlo, en un brainstorming salió Mood. Era perfecto: mood significa estado de ánimo y expresa al dedillo nuestra visión sobre la relación entre marcas y personas. Pero, claro, mood.com estaba cogido y la única declinación disponible era themoodproject.com.

– Bueno, cuando descolguemos el teléfono podemos decir «Mood, ¿dígame?» igualmente, no?, dijo alguien.

Con el tiempo nos hemos dado cuenta de que nuestra actitud de cambio continuo y nuestra manera de organizar los encargos y el equipo son más de «Project» que de otra cosa, y estamos firmemente convencidos de que es el nombre que debería haber sido desde el principio».

 

Andrea

——–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *