Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Aquí puedes encontrar más información acerca de las cookies. Aceptar y cerrar este aviso
Por Paula Garcia | 23 noviembre, 2016

Cómo ser un Better Business

Hoy en día con las nuevas tecnologías, los consumidores tenemos cada vez más poder. Con las claves de acceso a tanta información, estamos infinitamente más enterados de todo lo que nos rodea. Cuánta más información tenemos a nuestro alcance, más sabemos, exigimos, opinamos y más queremos. Esto hace que las marcas deban estar siempre con los ojos bien abiertos para detectar cualquier cambio: insights, necesidades, deseos, expectativas… una mejora constante para estar al pie del cañón, y por qué no, ser un Better Business.

¿Como pueden conseguir las marcas ser un Better Business

Trendwatching nos lo presentaba en su informe de tendencias de este año como “embedded generosity”. Cada vez más, los consumidores nos implicamos en causas sociales a través de nuestro consumo. Un comportamiento gracias al cual conseguimos mejorar nuestro panorama; cuantas más personas implicadas, más marcas que apoyan causas solidarias. Precisamente es de lo que se trata esta tendencia, de invitar a ser generosos y colaborar en una causa social.

Marcas que aprovechan su posición (infraestructura, notoriedad, repercusión…) para impregnar sus productos, servicios y experiencias de solidaridad. Una solidaridad que se caracteriza por no implicar esfuerzo extra por parte del usuario y que a su vez, le aporta el beneficio o satisfacción de sentir que está apoyando una causa. Veamos un par de ejemplos.

Patagonia, una marca de ropa estadounidense, es un buen ejemplo de un Better Business en su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente. Entre las distintas acciones que desarrolla, la próxima tendrá lugar este Viernes con la llegada del Black Friday, uno de los días del año donde más se consume. Una acción donde donará el 100% de las ventas realizadas durante ese día a organizaciones que luchan por el medio ambiente. Un compromiso mediante el que implicar a sus consumidores en la causa, generar una emoción y conectar con las personas a la vez que contribuye protegiendo el planeta.

Marcas Better Business Patagonia

Y cuando hablamos de Better Business no significa que siempre implique un consumo directo. Uber Sri Lanka encontró su oportunidad para convertirse en un Better Business y crear un vínculo con su público de una manera distinta y muy original.

Después de las inundaciones en Sri Lanka en Mayo de 2016, Uber se asoció con Cruz Roja y el Colombo Municipal Council para poder ofrecer un servicio de ayuda a través de su app. Algo tan simple e ingenioso como ofrecer, eligiendo la opción uberCARE, un servicio de recogida de paquetes para donar a la Cruz Roja y ayudar a los afectados por las inundaciones. Los usuarios solo tenían que descargarse la app, registrarse, y preparar todo aquello que querían donar (material escolar para niños, libros, etc.) para entregarlo a un conductor que lo iría a recoger a domicilio.

Ahora bien, ¿cómo pueden las marcas apoyarse en esta tendencia para ser una marca fuerte?

  • Aprovechar los valores: La participación en una causa no tiene que implicar dinero. Una marca fuerte con unos valores de marca bien definidos pueden servir como hoja de ruta para conectar y fortalecer el vínculo con su público desarrollando nuevas acciones solidarias.
  • Partners sorpresa: Porque al final dos manos pueden hacer más que una. Una marca puede encontrar sinergías con otras mediante las cuales crear una relación win-win y contribuir a una causa. Se pueden encontrar alternativas originales para asociarse con terceros que refuercen las acciones solidarias, más allá de un simple “por cada unidad comprada, donamos otra”. Así lo hizo Uber Sri Lanka.
  • Dar mientras vendes: Cada vez más el modelo de negocio Peer 2 Peer (P2P) va en aumento. Marcas que implican a sus públicos, como es Wallapop, que fomentan un consumo responsable donde reutilizar productos de segunda mano.

Y es que como veis, “el que no corre, vuela”. Las marcas tienen que ser ágiles y rápidas en detectar las tendencias y oportunidades que van surgiendo. ¿Lo mejor de todo? Es una oportunidad que no implica que las personas hagan un gran esfuerzo. A partir de una buena idea en manos de una marca fuerte, se puede iniciar el cambio.